Información

11 maneras en que puedes llegar al corazón de un niño

11 maneras en que puedes llegar al corazón de un niño

Hay momentos en que las decisiones de los padres no satisfacen a los niños. Entonces los pequeños encuentran apropiado rebelarse. Si bien no son lo suficientemente maduros para entender lo que están haciendo, tú sí, así que las armas están en tus manos. No tiene que renunciar a la autoridad de los padres, sino encontrar el camino hacia su corazón, para que pueda comprender más fácilmente lo que está pidiendo y aceptar la educación que ofrece.

Ser un buen padre no significa apresurarse a comprarle a su hijo la bicicleta que acaba de decir que quiere. No significa mimarlo sin cesar y hacer todo lo posible para no molestarlo, sino convertirlo en un confidente suyo, la persona que conoce sus necesidades y puede llamar cuando lo necesite.

Estas son algunas formas extremadamente simples en que puede llegar al corazón del niño:

1. ¡Muéstrale que confías en él!

Los niños se vuelven fuertes y confiados cuando se unen a una persona que confía en sus habilidades. Sienten la necesidad de ser tratados por igual, así que aprovecha cada oportunidad para mostrarle a tu pequeño que confías en él.

2. ¡Dale espacio!

Notarás que, a los 7-8 años de edad, tu hijo ya no aceptará tomar su mano cuando se acerque a la escuela y menos aún besarlo en la mejilla cuando se separe. Tienes que aceptar eso. Además, necesitará su propia habitación, por pequeña que sea, en la que guardará sus pertenencias personales y las organizará como le plazca.

3. Respetalo

El hecho de respetar a su hijo no disminuye su autoridad. Por el contrario, solo aumenta el respeto que tiene su hijo. Trate a su hijo de igual a igual.

4. Sé tu fan no. 1!

Anímalo a hacer lo que le gusta. Apreciarlo, mostrarle que estás con él, que no tratas sus planes con indiferencia o desprecio. Elogie lo que es bueno y ayúdelo a rectificar lo que es malo. A veces los niños hacen cosas estúpidas, pero no muestran desilusión. Dale la oportunidad de intentarlo de nuevo.

5. ¡Muéstrale tu disponibilidad!

Si desea acercarse al corazón de su hijo, debe mostrarle en cualquier ocasión que él es lo más importante para usted. A veces, solo estar donde quiere es lo más importante. Tómese el tiempo para estar junto a él y ayudarlo si necesita algo. Siempre di que estés presente cuando te busque.

6. ¡Interesado en lo que es importante para él!

Ya sabes con certeza cuáles son sus pasatiempos. Apoyarlo en su cultivo. Construye juegos de Lego, si estás interesado en la astronomía, lee sus libros o guíalo para desarrollar sus conocimientos. Lo que le agrada es extremadamente importante para él y para la relación entre ustedes.

7. ¡Escucha atentamente!

Del mismo modo que necesita que alguien lo escuche cuando tiene algo importante que compartir, y su hijo a menudo tiene algo que decir, incluso si a veces lo encuentra trivial. Y un niño necesita escucharlo más que hablar con ellos. Asegúrese de que su escucha sea empática. Si quieres llegar a su corazón, debes demostrarle que realmente lo entiendes.

8. Abrázala

Los niños necesitan contacto, cercanía física. No hay necesidad de abrazarlo cuando hay otros en la cara. Es suficiente hacerlo por la mañana, antes de ir a la escuela o cuando se trata de hacer una confesión.

9. ¡Dale ayuda!

Usted es el adulto y el niño conoce y reconoce no solo su autoridad sino también sus habilidades. ¿Tienes que tomar una decisión? Guíelo, pero hágalo para que tenga la impresión de que la decisión le pertenece.

10. Habla con ella sobre tu infancia

A los niños les gusta decirles cómo fue "en tu tiempo". Diles lo que estabas haciendo en tu infancia, con qué estabas jugando, con quién, dónde, para decirles las tonterías que estabas haciendo. De esa manera te darás cuenta de que eras un niño y que puedes entenderlo muy bien. Además, todas estas historias lo ayudarán a conocerte mejor.

11. Gracias!

Cualquier cosa, no importa cuán insignificante te parezca, para el pequeño es extremadamente valioso. Agradézcales por su participación cuando ofrecen su ayuda. Agradézcale que fue amable, que le escuchó. Agradézcales por las buenas calificaciones que toma en la escuela. Esto lo alentará a hacer siempre lo mejor.

Etiquetas Relación madre-hijo Buena madre Desarrollo del comportamiento del niño