Mercancía

Quistes ováricos

Quistes ováricos

Los ovarios de una mujer tienen dos funciones importantes: producción de hormonas y desarrollo de óvulos. Estas glándulas sexuales contienen 300,000 a 500,000 folículos ováricos primordiales de los cuales solo 300-400 alcanzarán la madurez.

Después de la pubertad, los folículos se someten a un proceso de maduración y cada uno de ellos libera un óvulo. La segunda función de los ovarios es la síntesis de hormonas sexuales femeninas: estrógeno y progesterona.

Desafortunadamente, a veces aparecen quistes dentro del ovario. Los quistes son pequeños sacos llenos de líquido y, en la mayoría de los casos, benignos. Estos pueden ocurrir en cualquier momento y a veces desaparecen sin tratamiento. Sin embargo, si alcanzan una cierta etapa de desarrollo, es poco probable que desaparezcan naturalmente.

¿Cuáles son los síntomas de los quistes ováricos?

La mayoría de los quistes no se pueden descubrir porque no hay síntomas. Si se produce una ruptura de la bolsa o se produce un sangrado, es probable que la mujer sienta un dolor confuso. El dolor es causado por factores como el tamaño, tipo, grado de evolución; El quiste puede irritar el tejido que lo rodea e impedir la circulación sanguínea.

Si un quiste es de mayor tamaño, puede causar presión en la vejiga y dolor durante el coito. Este tipo de tumor es causado por varias otras enfermedades que afectan los otros órganos y a menudo ocurren durante el embarazo.

Muy a menudo, un quiste es una primera forma de cáncer de ovario. Los quistes son bastante comunes, especialmente en mujeres entre las edades de 30-40; el cáncer generalmente ocurre en mujeres mayores de 50 años.

¿Cómo se establece el diagnóstico?

La descripción del tipo de molestia no es suficiente para que un médico establezca el diagnóstico. Los quistes más grandes se pueden descubrir mediante el examen de la pelvis. Una ecografía es el mejor método para establecer el diagnóstico.

Quistes ováricos durante el embarazo

La aparición de quistes durante el embarazo puede causar mucho dolor, especialmente si se producen roturas.

Un quiste de más de 10 cm de tamaño y sin síntomas puede someterse a tratamiento quirúrgico en el segundo trimestre. Si mide 5-10 cm, el médico puede aconsejarle que espere unas semanas para observar su evolución. Si mide menos de 5 cm, lo más probable es que desaparezca por sí solo.

Causas de quistes ováricos

La función principal de los ovarios es producir óvulos y contribuir así a la reproducción. El óvulo está protegido por un saco líquido llamado folículo ovárico. Estos folículos ováricos tienen unas dimensiones de unos pocos milímetros a 1-2 cm, y como resultado se pueden observar en la ecografía. A menudo, los quistes ováricos observados son formaciones anormalmente desarrolladas en estos folículos, pero en muchos casos, no tienen implicaciones serias para la salud de las mujeres. Es necesario recordar que estos quistes son una forma de tumor y es por eso que hay posibilidades de cáncer. El desequilibrio hormonal juega un papel decisivo en este problema.

Tipos de quistes ováricos

Quiste folicular
- tiene unas dimensiones de 4-6 cm de diámetro;
- su pared está formada por una o dos capas de células que tienden a enjuagarse después de la presión ejercida por el líquido intracavitario;
- siempre que sea pequeño, secreta estrógenos, en baja cantidad y no presenta riesgos muy altos;
El quiste de progestina
- es el quiste del cuerpo amarillo, llamado progestina;
- las paredes del quiste son comparables a las del elemento que lo da a luz: células granulares luteinizadas, con sangre y capilares linfáticos penetrando dentro de la pared;
Quiste folicular luteinizante
- la pared del quiste está compuesta, en particular, de células luteinizantes;
- las células granulares son demasiado trituradas o demasiado raras para ser reconocidas;
El quiste por retención
- es un quiste gigante folicular simple que no experimenta evolución progresiva;
- se caracteriza por la aparición de un líquido rico en estrógenos;
- es un quiste funcional y generalmente retrocede espontáneamente;
Quiste con amenorrea
- también es un quiste folicular, persistente;
- este tipo de quiste actúa más como un obstáculo físico para la función ovárica que como un agente de secreción hormonal;
- el quiste puede tener una actividad endocrina, pero de corta duración;
- generalmente regresa espontáneamente;
quiste con seudogestión:
- es un quiste folicular luteinizante, en el que los signos son más pronunciados: amenorrea, tensión mamaria, náuseas;
- tiene una evolución espontánea hacia la regresión;
quiste amarillo del cuerpo del embarazo:
- la regresión se obtiene de forma espontánea, progresiva;
- Este síndrome tiene un punto de vista evolutivo: una forma atenuada y una forma dramática.

Quistes ováricos: tratamiento

El médico decidirá el tipo de tratamiento según el tamaño y el tipo de quistes, el grado de discapacidad, la edad de la mujer y las molestias creadas. Si un quiste no desaparece en unos pocos meses, se requiere una consulta especializada. El ginecólogo puede elegir entre tratamiento farmacológico y quirúrgico. La operación implica la apertura de la pared abdominal (laparotomía) y la ablación del tumor y los genitales afectados.

En la mayoría de las situaciones, se aconseja a las mujeres jóvenes que esperen unos meses para ver si estos quistes se disuelven solos o no. A veces, incluso no se necesita medicación.

Los médicos a menudo recetan anticonceptivos orales u hormonas que inhiben el desarrollo de quistes funcionales. Dado que los anticonceptivos se usan para prevenir la ovulación, está claro que las posibilidades de desarrollar quistes son bajas. Estas píldoras no se recomiendan para tumores benignos, pero en cierta medida previenen el cáncer de ovario.

El tratamiento quirúrgico es necesario solo si los medicamentos no tienen éxito. Los quistes de gran tamaño pueden afectar los órganos circundantes, por lo que la operación de extracción es esencial. Los quistes que aparecen en mujeres menopáusicas causan un dolor insoportable y, en la mayoría de los casos, se usa histeroctomía.

¿Cuáles son las consecuencias de la operación?

Si es necesario extirpar un ovario y no solo un quiste, el proceso de síntesis hormonal no se verá afectado ni la menstruación cambiará.

Aspectos importantes para recordar

Debido a que los quistes ováricos no muestran síntomas, se recomienda que las mujeres con antecedentes de antagonismo se realicen un chequeo regular. Aquellos que han sufrido este tipo de tumor son propensos a la aparición de otros quistes.

En el caso de los tipos malignos, el tratamiento oportuno es la única forma de supervivencia. Si experimenta dolor o molestias, es aconsejable consultar a su médico de inmediato. Cuanto antes se detecte un quiste, mayores serán las posibilidades de un tratamiento exitoso.

Debe seguir las instrucciones del médico, incluido el regreso al control cuando se reprograma, porque el médico no puede hacer un diagnóstico correcto desde el primer examen clínico, sino solo seguir la evolución del quiste o tumor con el tiempo, con o sin un medicamento recetado.

Etiquetas Quiste ovárico Quiste ovárico y embarazo