Mercancía

Miedo a ser padre

Miedo a ser padre

Ser padre es una gran alegría, pero también una responsabilidad a medida que avanza. A pesar de que las alegrías y la satisfacción que el estado parental trae en tu vida son inconmensurables y no se pueden comparar con ninguna otra realización de la vida, los miedos y la inseguridad son sentimientos presentes todo el tiempo en tu estado emocional. Surgen preguntas que te molestan: ¿Seré un buen padre? ¿Puedo tener un bebe? ¿Puedo cultivarlo adecuadamente? ¡Aquí se explica cómo superar más fácilmente los miedos que intentas cuando piensas en convertirte o en padre!

¿Cuáles son tus miedos cuando eres padre y cómo los superas?

Ser padre es una alegría, pero también una carga emocional difícil de soportar para muchos de nosotros. Los psicólogos creen que el miedo proviene de dos fuentes: el miedo a no ser un buen padre y el miedo a tener un hijo que no cumpla con sus expectativas, a menudo mucho más alto.

Los temores se derivan del desequilibrio que surge entre las expectativas que tienes sobre ti mismo, como padre, o que reclamas del niño y lo que ofrece la realidad. La solución para superar estos miedos y lidiar con nuevos sentimientos y experiencias es encontrar un equilibrio entre las expectativas que tiene y las posibilidades reales que existen en cada uno de nosotros.

Es normal preocuparse por las responsabilidades involucradas como padre, su capacidad para cuidar a un niño o proporcionar todo lo necesario para crecer sano y saludable.

La crianza de los hijos es una nueva etapa en su vida, que atrae muchos cambios. Es una prueba de madurez y una elección que reorganiza toda su vida: valores, principios, percepciones. Con la llegada del niño al mundo, todo tu mundo y tus pensamientos cambian, lo que puede dar miedo.

Te golpean las nuevas experiencias, lo que te asusta mucho, porque no tienes control sobre ellas. A estos se agregan los consejos e historias o experiencias negativas de otros padres a su alrededor, que lo hacen aún más asustado. Cuando escuchas lo difícil que es criar a un niño, que ha sufrido x o y conocido del niño, cómo se enfermó o fue tratado por colegas en la escuela, la ansiedad y el miedo se vuelven más fuertes y comienzan a abrumarte aún más.

Los principales temores que enfrentan los padres están relacionados con la evolución de la relación con la pareja, las finanzas necesarias para criar al hijo, pero también con el hecho de que no le guste ser padre.

A veces, el miedo también proviene de otras razones: que no sabrás cómo cambiar el pañal, qué haces cuando te sientes mal, cómo sabes que es malo, si algo sucede cuando te bañas.

Es importante reconocer y tratar de entender de dónde vienen estos temores, para superarlos más fácilmente. Si es necesario, hable con alguien cercano o incluso con un psicólogo. Es importante descargar y encontrar la comprensión que necesita y los buenos pensamientos que pueden ayudarlo a llegar más lejos.

Nadie nace como padre. Tenga en cuenta que todas estas cosas se aprenden a medida que las golpea. De la experiencia se aprende lo más fácil y justo para criar al niño también y de manera segura.

No hay madre que no pueda cuidar a su hijo, con o sin ayuda. Dentro de cada padre hay un sentimiento único de maternidad o paternidad, pero también un poder inigualable que te ayuda a enfrentar todos los desafíos de la paternidad, pero también a encontrar soluciones a los problemas que enfrentas.

Es importante saber que, con el tiempo, estas preocupaciones disminuyen en intensidad y ya no son tan abrumadoras, pero no desaparecerán por completo. Cuando tienes un hijo, no tienes preocupaciones ni problemas.

Ocurren en todas las etapas de la infancia y están estrechamente relacionados con su salud, crecimiento, seguridad y desarrollo. Pero a medida que los enfrente, aprenderá cómo manejarlos adecuadamente y usarlos a su favor, transformándolos en emociones constructivas, que lo ayudan a convertirse, a medida que pasa el día, en el padre que su hijo necesita para Crece grande y fuerte.

¿Qué temores enfrentaste antes de convertirte en padre o después de que nació el bebé? ¿Cómo te las arreglaste para hacerles frente? ¡Dinos tus opiniones en la sección de comentarios a continuación!

Etiquetas Miedo a los padres Mami emociones Crecimiento infantil Cuidado infantil